Campo de concentración de Sachsenhausen, la institución de terror

Sachsenhausen fue un campo de trabajo que estuvo en activo bajo el dominio nacionalsocialista de 1936 a 1945, tras ser liberado por tropas polacas y soviéticas del ejército rojo el 22 de abril de 1945. El campo de concentración de Sachsenhausen permaneció cerrado durante unos meses, hasta que los soviéticos se hicieron con su control durante el periodo de 1945 a 1950. En esta época fue denominado “campo especial soviético número 7”.

campo de concentracion Sachsenhausen

By Bundesarchiv, Bild 183-K0901-014 / CC-BY-SA 3.0, CC BY-SA 3.0 de, Link

Desde 1993 el campo es un memorial y museo gestionado por la Fundación de Memoriales de Brandeburgo.

Fue un campo de concentración y trabajo -que no de exterminio- situado a 30 kilómetros de la capital alemana, donde fueron llevados aproximadamente 200.000 prisioneros, tanto por motivos políticos como raciales, de los cuales se estima que entre 20.000 y 35.000 perecieron.

Sachsenhausen durante la dictadura Nazi

Se considera uno de los campos de concentración más importantes del III Reich, ya que en él se tomaban las decisiones referentes a alimentación, castigos y torturas que luego se aplicaban en todos los demás campos de la amplia red que ya existía en Alemania en 1936. Desde la IKL (Inspección de Campos de Concentración, ubicada en Sachsenhausen desde 1938), los “asesinos de escritorio” se sentaban a aprobar tales políticas.

Muy cerca del campo, aparte de localizarse el centro de formación de la SS, existían varias fábricas donde los propios prisioneros del campo eran obligados a realizar trabajos forzados. Uno de sus ejemplos es la fábrica de ladrillos, donde la mayor parte de gitanos, judíos y homosexuales fueron enviados.

 

Sachsenhausen Arbeit Macht frei

Von JrPolEigenes Werk, CC BY-SA 3.0, Link

La vida diaria en el campo de concentración  era muy distinta entre los prisioneros en función de la categoría que se les asignaba a su llegada  (disidente político, vagabundo, gitano, homosexual, judío, prisionero de guerra polaco, soviético, miembro de la resistencia…), llevándoles así  hacia un  proceso de deshumanización o cosificación que anulaba su voluntad. Esto minimizaba  cualquier riesgo de fuga o rebelión en el interior del campo de concentración.

Innumerables fueron los abusos que se cometieron dentro del campo: palizas, castigos, torturas o humillaciones eran lo normal en el día a día de Sachsenhausen, desde que se levantaban a las 5 de la mañana para trabajar hasta que volvían a la noche a sus barracas, desde sus lugares de trabajo en las fábricas de alrededor.

 

Otra de las prácticas que se realizaban en casi todos los campos de trabajo y exterminio del Reich era la experimentación médica en la enfermería del campo contra la voluntad de los prisioneros:

 

  •  esterilizaciones forzadas de judíos, gitanos y homosexuales
  •  pruebas médicas para averiguar la capacidad de un soldado en el campo de batalla bajo condiciones climáticas extrema
  • inyección de virus y bacterias a prisioneros sanos

y una larga lista de barbaridades que ponen la piel de gallina a cualquier visitante.

 

Berlín y alrededores en 4 días

Oferta especial

Si se tiene tiempo en la ciudad y se quiere alcanzar a ver en poco tiempo la mayoría de las cosas importantes que una ciudad como Berlín tiene para ofrecer es muy recomendable hacer un paquete de 4 días como éste
Berlín y alrededores en 4 días

Los índices de mortalidad en el campo eran enormes, sobre todo para los prisioneros del campo menor; una parte del campo de concentración que se amplió en 1938 cuando ya no había más capacidad y donde alojaron a la mayoría de los judíos antes de ser parte del plan de exterminio a partir de finales de 1941.

Sachsenhausen durante la ocupación rusa

Desde 1945 a 1950 el campo de concentración de Sachsenhausen se convirtió en el “campo especial soviético número 7”.

Los prisioneros que pasaron por Sachsenhausen de 1945 a 1950 fueron funcionarios nazis, presos políticos condenados por el tribunal militar soviético, anti comunistas, colaboradores de los nazis, etc.

Se sabe que pasaron aproximadamente unos 60.000 prisioneros, de los cuales unos 12.500 se tiene constancia que murieron allí.

monumento ruso Sachsenhause

By KondephyOwn work, CC BY-SA 3.0, Link

 

A diferencia del campo de concentración nazi, bajo el dominio soviético no se utilizaron las instalaciones para exterminio en la llamada “estación Z” del campo , como era la cámara de gas y el dispositivo de disparo en la nuca. Aunque las altas tasas de mortalidad se debían a muchas razones similares: hambre, frío enfermedades, abusos, castigos, etc.

Visita guiada al campo de concentración de Sachsenhausen

Cuando uno visita el memorial de Sachsenhausen se da cuenta de lo esencial que es una visita guiada en su interior, ya que por sí solo el memorial no ayuda a entender la trascendencia de los hechos que allí ocurrieron.

Pocas de las cosas que se encuentran actualmente son originales. Aunque las reconstrucciones se han hecho con materiales originales y guardando la mayor similitud posible a los elementos que había anteriormente, hay muchas barracas en su interior que no se han reconstruido. La sensación de vacío es enorme, por lo que si no llevas a alguien a tu lado que conozca la historia y que pueda explicar muchas de las incógnitas que surgen allí, la visita pierde mucho.

Celda Sachsenhausen

By Cmyk (talk) – Own work (Original text: I created this work entirely by myself.), Public Domain, Link

La sensación de vacío es enorme, por lo que si no llevas a alguien a tu lado que conozca la historia y que pueda explicar muchas de las incógnitas que surgen allí, la visita pierde mucho.

La función  que cumplen los guías que realizan la Visita guiada al campo de concentración de Sachsenhausen es grandiosa. No sólo a nivel informativo sino también a nivel social, y sin la labor de estos profesionales que relatan lo sucedido allí la historia estaría condenada a olvidarse.

Adjunto un poema de Martin Niemöller, un cura protestante que estuvo en el campo que sobrevivió a la liberación:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

 

Cómo llegar a Sachsenhausen desde Berlín

Desde Berlín centro hay que tomar un tren de cercanías llamado S1 hasta la última estación, que se llama Oranienburg, localidad donde se encuentra el memorial. Una vez allí, en la parada del autobús frente a la estación, pasa cada hora el autobús 804 que llega hasta el memorial de Sachsenhausen.

 

Descubre más sobre Sachsenhausen con Culture & Touring Berlín

El campo de concentración de Sahsenhausen es una visita casi obligada si vas a estar 3 días en Berlín o más:

Los guías del tour al  campo de trabajo Sachsenhausen de Culture & Touring no sólo se limitan a dar información sobre el campo, sino que también hacen reflexionar sobre lo que allí ocurrió. Así, los testimonios de los supervivientes dejaron de ser relatos para convertirse en una realidad cruda y terrible.

Los grupos son reducidos, lo que permite una experiencia más inmersiva y un trato más directo. Sin duda, una excursión muy recomendable.

2017-11-22T17:00:10+00:00By |excursiones cerca de berlín|

Leave A Comment