En busca del Berlín más musical – 6 grandes músicos que vivieron en Berlín

Berlín respira música por sus calles: en salas de conciertos, parques o el transporte público es fácil encontrarse con manifestaciones musicales por la ciudad. Quizá por se deba al espíritu espontáneo que se respira en la ciudad, al buen tiempo que estamos teniendo últimamente o a la cultura musical que siempre ha tenido esta zona de Europa. La cuestión es que Berlín guarda en sus calles una importante tradición musical de todo tipo de estilos: ópera, swing, tecno o rock. Queremos dedicar el post de hoy a contaros dónde vivieron seis músicos que pasaron por la capital alemana.

1. FRIEDRICH HOLLÄNDER: Aunque de origen londinense, Friedrich Holländer pasó gran parte de su vida en Alemania. Fue uno de los músicos más destacados del mundo del cabaret durante los años de la República de Weimar, fundando uno de ellos, el Tingel Tangel, en 1931. Compuso para directores como Billy Wilder y estrellas como Marlene Dietrich, quien se convirtió en su musa durante casi toda su vida. Vivió en en Berlín -Cicerostrasse, 14, Halensee- hasta 1934, año en que tuvo que huir de Alemania debido a su ascendencia judía. Su legado para la cultura del s. XX se manifestó no sólo en la composición de piezas para cabaret, sino de canciones y partituras para cine.

2. DAVID BOWIE: Es probablemente una de las figuras musicales más vinculadas a la escena berlinesa de la década de los setenta. Durante su estancia en Berlín entre 1976 y 1978, vivió en el número 155 de Hauptstrasse, en el barrio de Schöneberg, y fue durante esos años donde concibió uno de los títulos más icónicos de su carrera: Heroes. La canción, que formaba parte de la “Trilogía de Berlín”, fue incluida en su versión en alemán –Helden– en la película Christiane F. Los niños de la estación del Zoo, donde el propio músico accedió a hacer un cameo interpretando Station to station.

3. CARL PHILIPP EMMANUEL BACH: El Segundo hijo de Johann Sebastian Bach era ya para la década de 1730 uno de los clavecinistas más reputados de Europa. En 1740 se convirtió en músico de la corte de Federico de Prusia, al cual dedicó una serie de sonatas en 1742. Y fue también con una berlinesa, Johanna Maria Dannemann, con quien se casó en 1744. Cuando su padre murió en 1750, quiso dejar Berlín para lograr el puesto que él tenía pero no fue posible. Vivió finalmente en Zittau, Leipzig y Hamburgo, donde murió en 1788.

4. MARLENE DIETRICH: En este caso no podemos limitarnos a decir que Marlene Dietrich vivió en Berlín, sino que ella misma fue la encarnación del espíritu de la ciudad durante los años ’20. Berlinesa de nacimiento -en la Leberstrasse, 65-, residió en la capital alemana hasta 1930, momento en que se marchó a Hollywood para seguir haciendo cine. A pesar de haberse nacionalizado estadounidense en 1939 como gesto de rechazo a los nazis -y ser por ello considerada una traidora hacia su patria-, fue enterrada en el cementerio de Bundesplatz al morir en 1992. Frau Dietrich vivió, creó y protagonizó uno de los periodos más interesantes de la historia de Berlín.

5. RICHARD STRAUSS: a pesar de haber nacido en Múnich, Richard Strauss vivió entre 1898 y 1918 en el número 2 de Heerstraße (Westend). Tras el ascenso del partido nazi al poder en 1933, Joseph Goebbels trató de apropiarse la figura del músico como símbolo cultural, considerándole uno de los tres mejores compositores del Tercer Reich. En 1935 fue nombrado Presidente de la Cámara de Música del Reich y en 1936 dirigió la orquesta que inauguró los Juegos Olímpicos de Berlín.

6. WOLFGANG AMADEUS MOZART: Y aunque no fuese estrictamente en Berlín, queremos terminar este post contándote que también Mozart visitó estas tierras en 1789, aunque en este caso estuvo en Potsdam. En el número 10 de Am Bassin, en el Barrio Holandés, vivió durante un mes e intentó convertirse en el músico de cámara de la corte de Prusia. ¿Quieres saber si lo consiguió? Te contamos esto y mucho más en nuestro tour a Potsdam. ¡Te esperamos!

* Imágenes: Creative Commons

2018-05-31T12:57:09+00:00By |Curiosidades|

Leave A Comment