Mejores lugares de Berlín en los que disfrutar de los animales

El hecho de que Berlín sea una de las ciuadades con más espacios verdes de Europa permite disfrutar de un entorno de naturaleza envidiable. En sus bosques y parques es fácil encontrar ardillas, liebres y zorros -éstos por la noche-. Incluso, si dais un paseo por ciertas zonas de Grünewald, puede que se os acerque algún que otro jabalí. Pero más allá de estas alternativas, la ciudad ofrece otras opciones para aproximarse a animales menos propios de la zona. Aquí te dejamos algunas sugerencias.

1. Tierpark

Ubicado en el este de Berlín (U Bahnhof Tierpark), este parque de animales es el más extenso de Europa, con hasta 160 hectáreas de superficie y más de 9000 animales. Fue concebido en 1955 como la alternativa en Berlín del Este al Zoológico que había originalmente en Berlín y que había quedado en la mitad occidental tras el reparto de la ciudad. El parque, en cuyo corazón se encuentra el Palacio de Friedrichsfelde, pasó por un proceso reemplazamiento de estructuras que estaban en mal estado durante los años ’90, y hoy día cuenta con algunos grupos de animales que no se pueden encontrar en otros parques de Europa. Además de los eventos que allí se organizan, hay numerosas actividades para niños y para disfrutar en familia.

2. Zoologischer Garten

Es uno de los jardines zoológicos más grandes de Alemania y de los que cuenta con más especies animales en todo el país. Fue abierto originalmente en 1844 en el extremo de lo que era el antiguo coto de caza de la ciudad, el Tiergarten. Pero tras la creación del Gran Berlín en 1921 y la posterior división de la ciudad, el Zoológico quedó en pleno centro del Berlín Occidental de posguerra. Rodeado de cines, teatros, restaurantes y zonas comerciales, es una de las mejores alternativas para pasearse por esa parte de la ciudad. Desde el centro de Berlín, hay línea directa en tren hasta la estación de Zoologischer Garten.

3. Acuario

Como parte del complejo del Jardín Zoológico, se abrió este Acuario en Berlín en 1913, cuando esa zona de la ciudad se dedicaba eminentemente al ocio y entretenimiento de la alta sociedad berlinesa. A pesar de los daños que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial -esa plaza fue destruida en el bombardeo aliado de Noviembre de 1943-, hoy día cuenta con miles de especies repartidas en tres plantas diferentes: una planta está dedicada a peces, otra a reptiles y otra a anfibios. Tanto para niños como para amantes de los animales, una muy buena alternativa de ver una gran cantidad de variedad animal.

4. AquaDom y Sea Life

Este acuario se encuentra de nuevo en la antigua ciudad oriental, junto a la estación de Alexanderplatz y a la espalda de la Berliner Dom. Es famoso por tener el mayor acuario cilíndrico del mundo en cuyo interior se ubica el ascensor del Hotel Radisson y que sin duda merece la pena disfrutar. A pesar de que no es el acuario más grande y ofrece menor cantidad de especies para ver, para los niños puede ser muy buena alternativa por las explicaciones que ofrece la guía así como por sus juegos y actividades, que hacen de la visita una experiencia más interactiva.

5. Isla de los pavos

Para los que quieren disfrutar de la naturaleza de manera más inmediata, esta alternativa es probablemente la mejor. La llamada “Isla de los pavos” es una de las islas naturales que hay en la periferia de Berlín, en el río Havel. Está ubicada en la parte suroeste de la ciudad, junto a la estación de tren de Wannsee y fue considerada reserva natural de especies animales desde la década de los ’20. En ella hay pavos reales y aves exóticas que viven allí durante todo el año. Además del Palacio que tenía Federico Guillermo II, la isla cuenta con un pequeño café/restaurante para poder pasar el día completo allí. Eso sí, no está permitido fumar ni hablar en un volumen alto. El visitante ha de adaptarse a las condiciones de vida de los animales.

Y queremos terminar con dos recomendaciones de granjas urbanas que ofrece la ciudad: Jugendfarm Moritzhof am Mauerpark y Bauernhof-Erlebnis in der UfaFabrik. En pleno corazón de Berlín -Prenzlauer Berg y Kreuzberg- respectivamente, estos dos lugares ofrecen la posibilidad de ir a disfrutar de los animales de otra forma: se les puede dar de comer, montar a caballo o realizar otras actividades de artesanía y jardinería.

* Imágenes: Creative Commons

Leave A Comment

Icono mensaje
Call Now Button