Kurfürstendamm: una avenida de película en Berlín

Es posible que hayas oído hablar de una avenida en Berlín llamada Kurfürstendamm, conocida de manera coloquial por los berlineses como Ku’damm. El bulevar, que en un primer momento no pertenecía a la ciudad de Berlín, esconde historia por sus rincones y calles aledañas, y se puede respirar el espíritu del Séptimo Arte paseando por ella. En esta entrada queremos recorrer la Kurfürstendamm, una avenida de película que ha conocido a figuras como Marlene Dietrich, Billy Wilder, Josephine Baker o James Bond.

¡Apúntate hoy mismo!

Tour de Cine por Berlín

¿Quieres vivir Berlín con una óptica diferente? Apúntate a nuestro próximo tour de cine del próximo 15 de junio y disfruta de las maravillas del Séptimo Arte y su intima relación con Berlín!
¡Apúntate hoy mismo!

Como principal símbolo de la ciudad, comenzamos con la famosa Iglesia del Recuerdo, originalmente concebida como Iglesia del Káiser Guillermo, y que fue destruida en el bombardeo aliado de noviembre de 1943, de igual manera que los edificios de su alrededor. La iglesia, ubicada en la entonces llamada Viktoria-Louise Platz, fue escenario de la boda de Marlene Dietrich y Rudolf Sieber en 1923 y testigo de una importante actividad cinematográfica a su alrededor. Cines como el Capitol o el Gloria Palast y cafés como el Romanisches Café, Schilling o Kranzler eran frecuentados por intelectuales, escritores, directores de cine y artistas. La riqueza cultural de la zona se ponía de manifiesto en numerosos espectáculos de teatro, fiestas y estrenos de cine, como El ángel azul (1930), Nosferatu (1922) o Metrópolis (1927).

UFA Palast am Zoo

Esta última película, dirigida por Fritz Lang, fue estrenada en el UFA Palast am Zoo, uno de los cines más importantes de Berlín que pertenecían a la productora UFA. Tras la Segunda Guerra Mundial y la destrucción del edificio, se construyó en su lugar el cine Zoo Palast, con una estética más propia de los años ’50 y que sirvió como escaparate del mundo libre al quedar esa parte de la ciudad bajo la influencia capitalista.

La Kurfürstendamm era ahora parte de Berlín Occidental -concretamente distrito británico, Charlottenburg- y había conseguido volver en cierto modo al glamour de los años ’20. Sin embargo, esta recuperación, además de producirse, tenía que mostrarse al mundo. Y el cine fue una de las principales plataformas en la construcción de la imagen de esta nueva ciudad. Gracias al capitalismo, el ocio, la vida nocturna, la prosperidad y el American way of Life llenaban las calles de Berlín Oeste. Por ella paseaban artistas como Alfred Hitchcock o Gregory Peck y héroes de la Guerra Fría como James Bond. Como parte de esta “estampa de cine”, la Iglesia del Recuerdo era un elemento recurrente, y eventos como el festival de la Berlinale, escenarios idóneos de proyección cultural.

Kurfürstendamm durante el Festival de la Berlinale, 1955

Siguiendo nuestro paseo por la avenida y dejando atrás la iglesia, la Ku’damm ofrece una sucesión de antiguos cines como Marmorhaus o Astor Lounge a mano izquierda y con su imponente fachada de columnas jónicas a mano derecha, la Haus Wien, actual tienda Apple. Junto a ella, y como uno de los síntomas del llamado “milagro económico alemán”, se celebraba el festival internacional de cine más importante de Alemania: la Berlinale.

Promovido por Oscar Martay a partir de 1948, el festival programó su primera edición en 1951 en Berlín Occidental, siendo al principio un festival con demasiada influencia de las potencias capitalistas. Con los años ha conseguido, de la mano del cine alemán, encontrar su propia voz y una identidad puramente berlinesas.

Theater des Westens y Marlene Dietrich

Continuando con nuestro recorrido, nos dirigimos ahora hacia Kantstrasse, la calle donde se encontraba una de las mecas del swing en Berlín en el antiguo Café Delphi (reconstruido en 1948 como uno de los cines más modernos y grandes de la ciudad). Junto a él, el famoso Theater des Westens, una joya de finales del s. XIX cuyo escenario recibió a artistas como María Callas, Enrique Caruso o Josephine Baker. Sin embargo, si por algo nos gusta este teatro es porque en el sótano del mismo se encontraba uno de los cabarets con más chispa de la ciudad: el Tingel Tangel. Fundado por el músico Friedrich Holländer, tuvo en su escenario a la berlinesa Marlene Dietrich en 1931.

Se destacó por ser una de las principales atracciones de la ciudad, pero su destino fue como el de muchos locales y cafés de la zona: la Gestapo lo clausuró pocos años después del ascenso del partido nazi al poder. ¿Quieres saber dónde estaba? Te contamos más en nuestros recorridos. No te pierdas nuestro Tour de cine por Berlín Occidental el próximo 15 de junio. ¡Te esperamos!

* Imágenes: Creative Commons y Bundesarchiv

2018-06-07T11:07:54+00:00By |Cultura|

Leave A Comment