fbpx
 

What you can't miss when you travel to Berlin

What you can't miss when you travel to Berlin

Es difícil encontrar una sola expresión que defina todo lo que Berlín es. Para cada persona la ciudad ofrece aspectos diferentes, experiencias y posibilidades diferentes. Y la combinación de todos ellos es lo que define hoy Berlín. La primera idea que se suele asociar a la ciudad es su fuerte carga histórica, la que define la Europa contemporánea y la que se ha escrito sobre las calles de Berlín. Pero la capital alemana también es ocio, naturaleza y multiculturalidad. En esta entrada te traemos Berlín desglosado en varios «berlines». ¿Con cuál te quedas?

1. El Berlín de la Historia

La historia reciente de Europa comienza, termina y pasa por Berlín. Es la ciudad del continente que en mayor medida y más radicalmente ha cambiado durante el s. XX. Pasó de ser la capital del Imperio Alemán al foco del descaro y la libertad que trajeron los años ’20. Todo aquello finalizó de manera abrupta con la llegada de los nazis al poder en 1933, cuya dictadura duró poco más de doce años pero hizo un daño casi incalculable a Alemania y a Europa. Para 1945 Berlín pasó a convertirse en dos ciudades con planteamientos políticos, urbanísticos y culturales opuestos, hasta que la Guerra Fría llegó a su fin. De dos ciudades, hubo que concebirse una sola para la Reunificación de 1990, y aun Berlín está tratando de redefinir nuevos planteamientos urbanísticos, económicos y sociales.

2. El Berlín de los parques y lagos

Uno de los principales atractivos de la ciudad es la cantidad de espacios verdes que la pueblan. Un 25% del estado está sin urbanizar, y sobre todo está protegido, convirtiendo a Berlín en la segunda capital más verde de Europa. Lagos, canales, ríos, jardines, parques o bosques pueden encontrarse tanto en el centro como, sobre todo, en la periferia, a medida que uno se encamina hacia el estado de Brandeburgo. Estos lugares son protagonistas del ocio de los berlineses, cuyo tiempo libre está muy orientado a disfrutar de la naturaleza: rutas en bicicleta, días en el lago, paseos por los bosques, música junto a los canales o rutas en barco son algunas de las muchas opciones que esta ciudad -que además es prácticamente llana- ofrece a sus visitantes.

3. El Berlín culinario

Currywurst, Eisbein, Kartoffelsalat, Sauerkraut, Schnitzel, Boulette o Leberkäse son algunas de las muchas alternativas que ofrece la gastronomía alemana en la ciudad. ¿Has probado ya todos estos platos? Si bien es cierto que las opciones culinarias en Alemania están eminentemente centradas en el cerdo, la patata y la col, la multiculturalidad de Berlín ha proporcionado a la ciudad muchos otros sabores. Los años de la división determinaron la polarización que hoy se puede encontrar entre el Este -con una gran cantidad de restaurantes vietnamitas- y el Oeste -con la mejor comida turca del país-. Estas opciones hoy día se pueden encontrar por toda la ciudad, mezcladas con abundantes y exquisitos restaurantes vegetarianos y veganos. Uno de los mejores aspectos del Berlín culinario es que casi a cualquier hora del día y de la noche se puede encontrar un lugar en el que comer.

4. El Berlín de la noche

De hecho, es la noche uno de los mundos más interesantes -y casi infinitos- que Berlín tiene para ofrecer. Se ha calificado en ocasiones a la ciudad como «la capital del tecno«, apelativo que se puso especialmente de manifiesto tras la caída del muro y a partir de los años ’90. Hubo una necesidad, que se extendió sobre todo por el antiguo Berlín del Este, de crear espacios de comunidad, lugares y eventos que eliminasen barreras, y se fue generando una cultura de ocio y hedonismo en una ciudad que había superado muchas heridas y tenía unas ganas imperiosas de vivir. Sin embargo, en contra de lo que se cree, en Berlín hay más mundo fuera del tecno y los clubes. La ciudad ofrece música en directo en locales y en las calles -rock, jazz, folk-, numerosas discotecas y fiestas  de música latina en todas sus vertientes, bares de copas, restaurantes y, lo que hace posible todo esto, mucha gente joven.

5. El Berlín de los barrios

Y para aprovechar la ciudad por el día, dejando a un lado el centro histórico con sus edificios institucionales, museos y lugares para la memoria, hay una experiencia incomparable en Berlín que es disfrutar de la normalidad de sus barrios. Cafés, comercios locales, puestos de comida, barrios residenciales, mezcla de culturas, religiones y templos, eventos artísticos o mercados de segunda mano.

Berlín es todo esto mezclado y agitado en una coctelera que ofrece, sobre todo, cambio y ganas de volver. Te esperamos por aquí para cuando sea posible viajar de nuevo, con muchas ganas de contarte, enseñarte y hacerte disfrutar de una capital fascinante.

* Imágenes: Wikimedia Commons



Call Now Button
WhatsApp chat
en_GB
es_ES en_GB