¿Cómo moverse por Berlín?

Seguramente hayas oído que Berlín es una de las ciudades más agradables para caminar. Tanto porque todo es prácticamente llano, como por la cantidad de espacios verdes, las pocas aglomeraciones y la constante sensación de amplitud que se respira. Sin duda muchas distancias son caminables y desde luego os animamos a que disfrutéis de un buen paseo. Pero Berlín es una ciudad enorme, y hay distancias que deben hacerse en algún medio de transporte, bien sea por falta de tiempo, curiosidad por conocer los trenes de la capital alemana o el placer de disfrutar de la bicicleta. Dedicamos este post a cómo moverse por Berlín: opciones, consejos y recomendaciones para que puedas desplazarte por la ciudad como un berlinés.

Transporte público

Uno de los aspectos que más suelen llamar la atención en la red de transporte público de Berlín es su densidad y la variedad de medios que se pueden emplear con los billetes de transporte habituales: tranvías, autobuses, trenes regionales, líneas de U Bahn y de S Bahn y hasta algunos barcos. A algunas personas les resulta complicada la red de transporte, quizá porque suele haber varias opciones y no saben cuál es la mejor o la más rápida. Empezando con la principal diferencia entre U Bahn y S Bahn, es que éste es más rápido. Se trata de dos tipos de trenes que circulan por la ciudad, pero el U Bahn sólo a escala metropolitana, siendo el S Bahn un tren con paradas más largas y que llega hasta el estado de Brandeburgo. Dentro de la red del S Bahn, existen tres tipos de líneas que te ayudarán a moverte:

  1. Líneas S1, S2 y S25: recorren la ciudad de Norte a Sur y viceversa.
  2. Líneas S3, S5, S7 y S9: recorren la ciudad de Este a Oeste y viceversa.
  3. Líneas S41 y S42: recorren la ciudad de manera circular en ambas direcciones.

Si prefieres moverte con autobuses, existen dos líneas que recorren Berlín de Este a Oeste y que fueron las primeras conexiones de transporte público entre ambas ciudades a partir de la Reunificación. Las líneas 100 y 200 -ambas con parada en Zoologischer Garten y Alexanderplatz- resultan de mucha utilidad ya que recorren la ciudad por su centro. Sin ser autobuses turísticos, recorren los lugares históricos más importantes. Además, muchos de ellos son de dos pisos, lo cual permite tener una vista de la ciudad bastante interesante sin tener que pagar un extra en transporte.

Cómo llegar desde el aeropuerto

El hecho de que Berlín todavía tenga importantes reductos de haber sido dos ciudades incomunicadas, hace que mantenga sus dos aeropuertos. La única opción para desplazarse en transporte público desde el aeropuerto de Tegel a la ciudad es en autobús, y es necesario un ticket de las zonas AB:

  • para dirigirse al centro de Berlín Occidental ha de emplearse la línea de autobús X9, que termina en la estación de Zoologischer Garten.
  • para dirigirse al centro de Berlín Oriental, ha de emplearse la línea de autobús TXL, que finaliza en la estación de Alexanderplatz.

Desde ambas estaciones se puede combinar con otros autobuses, líneas de U Bahn o líneas de S Bahn.

Para llegar desde el aeropuerto de Schönefeld a la ciudad, hay varias líneas de tren, y es necesario un ticket de transporte de las zonas ABC:

  • S Bahn: línea S9, con dirección Spandau, que pasa por estaciones como Alexanderplatz, Friedrichstrasse, Hauptbahnhof o Zoologischer Garten.
  • Trenes regionales: hay dos trenes regionales que se pueden tomar desde y hasta el aeropuerto y que suelen ser la opción más rápida. El RE7 y RB14 o “Airport Express” te llevan al centro de la ciudad en unos treinta minutos, haciendo paradas en Alexanderplatz, Hauptbahnhof o Zoologischer Garten, entre otras.

* ¿Qué tickets de transporte son necesarios?

La correcta elección de los tickets de transporte suele ser uno de los principales problemas para quienes visitan Berlín. Vamos a tratar de simplificarlo a través de varios pasos con recomendaciones y pistas:

  • Paso 1: en las máquinas de cualquier estación de U Bahn o S Bahn se puede seleccionar idioma español.
  • Paso 2: decidir si las zonas necesarias son AB ó ABC. Si te vas a quedar en Berlín, es suficiente con AB. ABC es sólo necesario si planificas visitar Potsdam, el Campo de Concentración o tu aeropuerto es el de Schönefeld.
  • Paso 3: calcular el número de viajes diarios por persona. Haciendo sólo dos viajes, merece la pena comprar sólo dos tickets sencillos. Sin embargo, en el momento en que se hace un tercer viaje, resulta más rentable comprar un ticket del día completo, ya que permite moverse hasta las 3.00 am del día siguiente en cualquier medio de transporte público: tranvía, metro, autobús y tren cuantas veces quieras.
  • Paso 4: calcular el número de personas que van a viajar juntas durante el día. Si sois entre tres y cinco personas, no merece la pena comprar tickets del día individuales, sino moverse con un ticket de grupo pequeño.
  • Berlin Welcome Card: a pesar de que no resulta siempre la mejor opción para moverse por Berlín, queremos incluirla en este post porque suele ser una de las preguntas más habituales. Existe la opción de adquirir esta tarjeta de entre dos y seis días de duración, con opción incluso de que incluya la Isla de los Museos. En todos los casos, resulta más caro emplearla que comprar tickets de transporte normales, ya que pagando un extra se pueden adquirir descuentos en algunos museos y atracciones de la ciudad. Recomendamos mirar muy bien las condiciones, beneficios de comprarla y los lugares en los que se puede emplear, porque de lo contrario, emplearla sólo para el transporte no merece la pena.

* En cualquiera de los casos anteriores, no te olvides de validar tu ticket antes de subir al tren. En él se imprime la fecha, hora y estación del primer uso, que es lo que el revisor necesita ver. Por tanto, no se debe validar cada vez que se sube a un transporte, sino sólo la primera. Además, emplear el transporte público sin haber validado el ticket puede ser también motivo de multa.

Otras opciones para moverse por Berlín

Para los que prefieren moverse de manera independiente, Berlín ofrece ya la posibilidad de alquilar un coche con DriveNow. Además de la flexibilidad y comodidad que ofrece esta opción, puede ser buena idea para los días de menos tráfico de la semana.

Y si quieres moverte como un verdadero berlinés, lo que más te recomendamos es que alquiles una bicicleta y disfrutes de bosques, jardines y muchísimos kilómetros de carril para bicicleta por la ciudad. Berlín está más que preparada para ellas en cuanto a espacio en las vías, semáforos, calles con prioridad para bicicletas y una no muy grande cantidad de coches en circulación. Te dejamos aquí un artículo con varias ideas y rutas para recorrer y un enlace donde poder alquilarlas. Ahora que estamos en plena primavera, no hay nada mejor que disfrutar de la ciudad con este medio de transporte.

 

* Imágenes: Creative Commons y Bundesarchiv

2018-05-31T12:57:37+00:00By |Recomendaciones|

Leave A Comment