fbpx
 

¿Cómo funciona el transporte público en Berlín? (I)

¿Cómo funciona el transporte público en Berlín? (I)

¿Es la primera vez que vienes a Berlín? Es probable que hayas oído que el sistema de transporte es complicado, o que no es fácil aclararse con las líneas o las alternativas que hay. En realidad, más que ser un sistema difícil, es una red muy amplia. Berlín tiene una superficie de casi 900 km2, de manera que cuesta hacerse con todas las opciones que hay nada más llegar a la ciudad. En una entrada anterior, ya os contamos cómo llegar desde los aeropuertos al centro de la ciudad. En ésta queremos facilitaros información práctica para moveros con transporte público por el centro de Berlín.

Opciones para moverse por Berlín

La red de transporte de Berlín es muy amplia y se estructura por tres grandes zonas según su proximidad al centro: A, B y C. Para moverse por la ciudad, las zonas A y B son suficientes, ya que la zona C abarca incluso territorios del estado que rodea a Berlín, Brandeburgo. Sólo si vas a lugares como Potsdam u Oranienburg -el municipio en el que se encuentra el Campo de Concentración de Sachsenhausen– hace falta cubrir la zona C.

Las alternativas más rápidas para moverse son el S Bahn y el U Bahn, tren de la ciudad y metro respectivamente. Las líneas se diferencian por números y colores, y en algunas ocasiones, ambos sistemas cubren trayectos similares. En ese caso, lo más recomendable siempre es tomar el S Bahn, ya que es más rápido que el U Bahn. Otras alternativas son los autobuses y los tranvías, que pueden ser muy buena solución sobre todo en ciertas zonas de la ciudad. Curiosamente, la mayor parte de los tranvías se encuentran en la antigua parte Este de la ciudad (excepto algunas líneas que se han ampliado recientemente hacia barrios occidentales), y son una buena alternativa para algunas zonas del entorno noreste de Alexanderplatz.

Como curiosidad, te comentamos que dentro de la red de transporte público hay algunas líneas de barco que se pueden tomar por el sur de la ciudad, en el entorno de los lagos y canales. En cualquiera de los casos, todos los tickets de transporte público cubren estos sistemas de transporte.

Líneas más importantes

Para moverte de manera rápida por Berlín, hay una serie de líneas que recorren el centro y te pueden acercar a algunos de los lugares más turísticos de la ciudad, como la U2, U6, U8 ó U1. Pero suele ser más cómodo y rápido utilizar el S Bahn si los trayectos son similares. Las mejores líneas para ello son la S1, S2 y S25, que recorren la ciudad de Norte a Sur pasando por estaciones como Oranienburger Strasse (antiguo Barrio Judío), Friedrichstrasse, Puerta de Brandeburgo o Potsdamer Platz, entre otras. Y para moverse del Este al Oeste, las líneas S3, S5, S7, S75 y S9 paran en Ostbahnhof, Alexanderplatz, Friedrichstrasse, Berlin Hauptbahnhof o Zoologischer Garten.

Por otro lado, existen algunas líneas de tranvía muy útiles también, como el M1 ó M10 para llegar desde Mitte a barrios como Prenzaluer Berg o Friedrichshain respectivamente. Y si lo vuestro es moveros en autobús, existen tres líneas fáciles de memorizar que recorren el centro de Berlín desde Alexanderplatz hasta Zoologischer Garten pasando por los lugares más relevantes del centro, tanto desde el punto de vista histórico como turístico: los autobuses 100, 200 y 300 cubren una superficie de la ciudad que abarca desde la East Side Gallery, hasta la Iglesia del Recuerdo, el Reichstag, la Ópera o la Isla de los Museos entre muchos otros puntos.

Consejos. ¿Qué debes saber?

En una próxima entrada en nuestro blog, hablaremos de los tickets de transporte, tarifas y opciones que más te convienen. Pero de momento, te vamos dando ya algunos consejos importantes antes de subir al transporte público. Tanto en los andenes del S Bahn como del U Bahn (o estaciones de los dos tipos) encontrarás máquinas en las que poder comprar tickets de transporte. Se puede seleccionar idioma español y en la mayoría se puede pagar tanto con tarjeta como en efectivo. En los autobuses se pueden comprar tickets en el interior (a veces en máquinas o a veces al propio conductor), y se recomienda llevar cambio o billetes no muy grandes. Los tranvías también tienen máquinas en su interior, pero sólo aceptan monedas. En cualquiera de los casos, esos tickets de transporte sirven para todo el transporte público de la ciudad: tranvía, U Bahn, S Bahn, autobús y trenes regionales (siempre que se corresponda con la zona).

Y existe un último paso que es imprescindible antes de subir a cualquier transporte que es validar los tickets. Junto a las máquinas que hay en los andenes, hay otras máquinas más pequeñas en las que se ha de introducir el billete y en el que se imprime la fecha, la hora y el código de la estación. Esto sólo ha de hacerse con los tickets comprados en máquinas o en oficinas de transporte de la BVG, no con los del tranvía o el autobús. Lo importante de validar esos tickets es sólo ha de hacerse la primera vez que se sube al transporte público, aunque duren una semana, un día o dos horas. A partir de ese momento, se pueden utilizar tantas veces como se desee dentro de las condiciones y duración de cada billete.

* Imágenes: Wikimedia Commons.



Call Now Button
WhatsApp chat
es_ES
en_GB es_ES